La miel en la salud.

Dentro de la medicina, especialmente homeopática, utilizan la miel como con frecuencia por sus propiedades curativas.

Resfriados y catarros.

  • Para curar el catarro y la gripe: tomar al acostarse una taza de leche caliente con miel y zumo de limón.

  • En caso de gargantas irritadas: mezclar dos cucharadas soperas de miel, dos de glicerina, una de zumo de limón y una gota de jengibre. Mantener esta mezcla caliente y tomarla cada dos horas

 

Relajante.

  • Para relajarse y conciliar el sueño: tomarse antes de acostarse un vaso de leche caliente con miel.

Huesos.

  • En caso de artritis, reumatismo o calambres musculares: por su aporte de potasio la miel ayuda a sobrellevar mejor esas dolencias.
     

Quemaduras y heridas.

  • En caso de quemaduras, la aplicación de miel ayudará a aliviar el dolor y a detener la formación de ampollas. En la IIª Guerra Mundial los hospitales soviéticos usaban miel en los vendajes de los soldados.

Fuente: www.inkanat.com