Nuestras  asentamientos  

Practicamente la totalidad de las colmenas de la producción apícola Miel Pósito Real, se encuentra en el municipio de Huete.
Esta ciudad (Título obtenido por Los Reyes Católicos, el 28 de febrero de 1477, con distinción de Noble y Leal) se encuentra al noroeste de la provincia de Cuenca a unos 54km y a 120km de Madrid.
Pertenece a la Alcarria conquense, rica en floración y climatología especialmente deseada para que las abejas elaboren la miel.
Lo más idóneo para la elaboración de la miel es, lluvia adecuada antes de florecer y condiciones secas y asoleadas durante el periodo de florecer. Es decir , agua y sol en proporciones equilibradas, tal y como ocurre habitualmente en la Alcarria.

Los centenares de colmenas de las que se extrae el producto, se encuentran ubicadas en cerca de 500 hectarias repartidas en los más de 370 Km cuadrados que delimitan el municipio de Huete.

Dentro de la infinidad de opciones de las que disponen nuestras abejas para elabrorar la miel o para criar y aumentar sus colonias se podría decir que las tres variables más abundantes, naturales y silvestres son: Espliego, Romero y Tomillo.
Esta unión da como resultado una miel de alta calidad, con aromas y tonalidades muy características.
El Espliego siempre ha sido utilizado como Relajante , incluso en la edad Media ya descubrieron sus popiedades calmantes . En la actualidad se utiliza de forma eficaz para tratar la ansiedad y el nerviosismo.

El Romero  tiene propiedades estimulantes y tonificantes por lo que se suele consumir como remedio natural para tratar afecciones respiratorias o digestivas. También es considerado un gran antioxidante y por su alto contenido en Hierro se recomienda como refuerzo para evitar anemias y otras enfermedades relacionadas.
El Tomillo por su parte, es probablemente la hierba natural más extendida a nivel internacional, además de propiedades energéticas que le atribuyen los más exotéricos, esta planta es especialmente aconsejada para problemas digestivos, ya que evita espasmos gástricos entorpeciendo así los dolorosos cólicos. Es un antibiótico natural por su alto contenido en Timol. Además es un gran antiséptico y la homeopatía lo recomienda para aliviar dolores de garganta y otros malestares relacionados con los resfriados.